Usted está aquí

Las juventudes latinoamericanas y caribeñas y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

En la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible se asumen compromisos sólidos en relación con la diversidad de las juventudes, con el acceso de estas a sus derechos y con el hecho de que puedan ejercerlos de forma plena. El bienestar de las juventudes se vincula directamente con la erradicación de la pobreza y la desnutrición, la disminución de la desigualdad, la construcción de sistemas de protección social universales, la igualdad de género, el acceso a la salud y la educación, la promoción de economías sostenibles y de un medio ambiente protegido y cuidado, el acceso a trabajo decente y la construcción de sociedades más pacíficas y transparentes. La implementación y el avance de la Agenda 2030 puede tener un impacto positivo en el desarrollo integral de las personas jóvenes de la región si todos los elementos de esta se piensan en conjunto, de manera universal e integral, para no dejar a nadie atrás.

Es indudable que las personas jóvenes pueden aportar soluciones innovadoras a los retos que plantea la implementación de la Agenda 2030 y acelerar el avance hacia la concreción de esta en la medida que existan espacios de participación para incorporar sus visiones y perspectivas. A su vez, la Estrategia de las Naciones Unidas para la Juventud “Juventud 2030” (Naciones Unidas, 2021), que se aprobó recientemente, sirve de marco general para orientar las acciones de todo el sistema de las Naciones Unidas y tiene por objeto que se adopten medidas más amplias a nivel mundial, regional y nacional para atender las necesidades de las personas jóvenes en toda su diversidad, fomentar su capacidad de acción, promover sus derechos, y garantizar que participen en la implementación, el examen y el seguimiento de la Agenda 2030 y de otras agendas y marcos mundiales pertinentes.

En este marco, el objetivo del presente documento es revisar el estado de un grupo de metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en relación con la población joven de América Latina y el Caribe, y definir líneas para una acción futura orientada a promover un desarrollo resiliente, sostenible e inclusivo entre las juventudes de la región.