Usted está aquí

UASD inviste primeras 21 enfermeras especialistas en atención gineco obstétrica y neonatal de República Dominicana

Santo Domingo, D. N. Las primeras 21 profesionales egresadas del Programa de Especialización del Personal de Enfermería en Salud Materno Neonatal de Bajo Riesgo y Planificación Familiar en la República Dominicana fueron investidas por la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), en una ceremonia virtual encabezada por la Dra. Emma Polanco, rectora de esta casa de altos estudios.

 

La implementación del programa fue desarrollada por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), a través del Departamento de Promoción de la Salud de la Mujer y el Recién Nacido de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, junto a la Escuela de Enfermería de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), el Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Servicio Nacional de Salud (SNS), con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Project HOPE y la Fundación Popular.

 

En 5 módulos desarrollados durante 1 año este nuevo profesional de la salud obtuvo conocimientos centrados en la adquisición de competencias en materia de control del embarazo de bajo riesgo, asistencia a la mujer en el proceso de parto, atención del recién nacido, puerperio normal y planificación familiar, así como en consejería y tecnología anticonceptiva. Además, esta acción formativa destacó contenidos orientados a la promoción, prevención, identificación y referimiento oportuno de alteraciones durante el proceso de la gravidez, el parto, el puerperio y en el recién nacido.

“Han sido más de 430 horas de trabajo que han tenido que desarrollar las licenciadas de enfermería para completar esta capacitación”, indicó la Dra. Alma Virginia Camacho, asesora regional de salud sexual y reproductiva del UNFPA, al tiempo de agradecer al MSP y al SNS por creer en la iniciativa y por el compromiso y apoyo brindado. “Esperamos poder continuar este esfuerzo conjunto para mejorar las competencias en los recursos humanos de enfermería para abordar de manera competente la salud materna neonatal y la salud sexual y reproductiva”, expresó Camacho.

 

Mediante su desempeño para manejar embarazos y partos de bajo riesgo en centros de salud materno infantiles, estas profesionales especializadas representan un importante paso de avance en los esfuerzos por lograr reducir a cero la cifra de muertes maternas y neonatales prevenibles y alcanzar cero necesidad insatisfecha de planificación familiar en República Dominicana, dos de los resultados transformadores por los que trabaja el UNFPA, y cuya estrategia regional sobre Partería destaca a las matronas o parteras, como es llamado en otros países, como las cuidadoras primarias de las mujeres y de sus recién nacidos durante el proceso de atención que inicia antes del embarazo y continúa durante el puerperio o postparto.

 

El Dr. César López, presidente de la Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología definió como un lujo que nuestro país ya cuente con enfermeras obstétricas y neonatales. "Todo un país está confiando en ustedes, sus capacidades y su formación para lograr grandes cambios", enunció.

 

Sobre este nuevo perfil profesional, el director de Materno Infantil y Adolescentes del SNS, Dr. Martín Ortiz, manifestó que es intención de la dirección ejecutiva del SNS colocar a estas profesionales en hospitales de segundo nivel de atención, donde se necesita más apoyo para que los pacientes no lleguen al tercer nivel en las condiciones que están llegando.

 

“Ustedes [enfermeras obstétricas] nos ayudarán mucho en la disminución del número de embarazos en adolescentes y no deseados y, por tanto, a disminuir la razón de mortalidad materna, pues el primer paso para reducir esta cifra es evitar los embarazos en las adolescentes y el aporte más importante que realizarán es esa consejería para la planificación familiar y colocación de métodos anticonceptivos en nuestra jóvenes y adolescentes. Nosotros contamos mucho con ustedes para poder lograr el impacto necesario en estas áreas”, comunicó el Dr. Ortiz.

 

“De ahora en adelante, cuando estas especialistas se inserten en los diferentes centros de salud a desempeñar sus funciones, muchos ojos estarán velando porque este modelo en la República Dominicana dé los frutos que ha dado en otros países, pues definitivamente ha contribuido a la reducción significativa de la mortalidad materna. No las vamos a dejar solas, junto con el MSP y el SNS y las demás organizaciones que forman parte de este proceso brindaremos apoyo a este rol que ustedes van a desarrollar”, puntualizó la Dra. Dulce Chahín, oficial de Salud Sexual y Reproductiva del UNFPA República Dominicana.

 

Las enfermeras tuvieron la oportunidad de realizar las prácticas clínicas con modelos anatómicos de alta fidelidad en el Hospital Universitario Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia (HUMNSA), uno de los centros de salud seleccionados para esta formación, como parte del Proyecto Hospital Modelo para la Reducción de la Mortalidad Materno-Neonatal en la República Dominicana que allí se implementa en coordinación con el Ministerio de Salud Pública y el Servicio Nacional de Salud, y el apoyo de la Fundación Popular y el UNFPA.

 

“Es el primer paso, espero, de un cambio de mentalidad a nivel de todo el sector salud, entender el importante rol que tienen las enfermeras obstétricas y neonatales en esta atención. Sabemos perfectamente, y lo dicen todas las estadísticas, que sin ellas no se pueden conseguir grandes resultados. Por tal razón, es importante que durante su formación se les conceda una licencia de trabajo temporal o que solo trabajen a tiempo parcial”, manifestó Rosa Elcarte, representante residente de UNICEF.

 

En este sentido, la Dra. Rosel Fernández, Decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UASD afirmó que “Es un compromiso social de la UASD con la comunidad participar en la reducción de la terrible tasa que lastima cada vez que muere una mujer por falta de prevención. Hoy marcamos un hito en la historia, entregando estas jóvenes formadas producto de este esfuerzo conjunto, primera especialidad basada en competencias". Fernández resaltó también la disposición de la Universidad Primada de América en participar en continuidad a la inserción de esta primera cohorte y seguir formando tutores para formar a más profesionales en el área.

 

Con miras a dar continuidad a este primer programa de formación basado en competencias desarrollado en el país, la Oficina Regional del UNFPA para América Latina y El Caribe, a través de  la Universidad de Chile, imparte el curso de formación del cuerpo docente de la UASD, a fin de iniciar el próximo año con la capacitación de un segundo grupo de este personal especializado en atención gineco obstétrica y neonatal.