Noticias

UASD y UNFPA disertan sobre población migrante en el país

28 Agosto 2018

Santo Domingo. Autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), con la coordinación de su Escuela de Sociología, y del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en República Dominicana disertaron sobre la situación de la población migrante en el país, durante una presentación en esa academia de los resultados de la Segunda Encuesta Nacional de Inmigrantes (ENI-2017).
 
La actividad estuvo encabezada por el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UASD, Alexi Martínez; la directora de la Escuela de Sociología, Marina Ortiz; en representación del ministro de Economía Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana, acudió el director general de Desarrollo Económico y Social del MEPyD, Roberto Liz; en representación de la directora de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), Alexandra Izquierdo, estuvo el encargado de Encuestas, Willy Otañez; en representación del embajador de la Unión Europea (UE), Gianluca Grippa, asistió el agregado de Cooperación, Gabrio Marinazzi; además de la representante nacional del UNFPA, Sonia Vásquez, y el investigador principal de la ENI-2017, Wilfredo Lozano. 
 
La encuesta, levantada por la Oficina Nacional de Estadística (ONE), con la iniciativa y apoyo técnico del UNFPA y el financiamiento de la Unión Europea (UE), describe las principales características sociodemográficas de la población de inmigrantes en el país y sus descendientes, destacando la dimensión de género, su impacto regional y sus diferencias por grupos etarios. También, las condiciones de vida de esta población, en particular variables como la vivienda, la educación y la salud.
 
Sonia Vásquez precisó que la ENI-2017 “pone a disposición de las instituciones del Estado, tomadores de decisiones, organizaciones de la sociedad civil, academias y público en general, información actualizada sobre el proceso inmigratorio que impacta al país”.
 
Apuntó que el desafío que se desprende de dichos resultados es aprovechar los datos para tomar decisiones colectivas y diseñar y ejecutar políticas públicas integrales que permitan garantizar los derechos humanos de todas y todas. 
 
Entre los resultados de la ENI 2017 se destaca que a nivel nacional la tasa de ocupación general es de 70% en inmigrantes haitianos, de 48% en inmigrantes de otros países y de 43% en descendientes de inmigrantes. 
Además, el 16% de los inmigrantes haitianos tiene contratos de trabajo por escrito, muy diferente al 61% de los inmigrantes de otros países. La diferencia es notable también en relación a los seguros de salud, las pensiones y los riesgos laborales. Mientras 50% de los inmigrantes de otros países tiene acceso a seguros médicos, de los inmigrantes haitianos solo el 7%.
Se estima que la población de origen extranjero residente en la República Dominicana es de 847 mil personas, lo que representa un 8.3% de la población total del país. De esos, 571 mil son inmigrantes, es decir, personas nacidas en otros países y que residen aquí, y 277 mil son descendientes, o sea, hijos e hijas de inmigrantes que han nacido en el país. El mayor número de inmigrantes es de nacionalidad haitiana, un 88.5%.
 
La inmigración en el país
En el caso de los inmigrantes haitianos el estudio determinó que el 91.2% forma parte de la Población Económicamente Activa (PEA). El 33.8% de ellos participa en la agropecuaria, un 26.3% en la construcción y un 16.3% labora en actividades comerciales. El resto participa en el sector servicios, entre otras actividades laborales.
 
El 58.3 % de la población inmigrante es masculina. Las mujeres alcanzan el 42.7%. El 39.5% de las personas de origen extranjero tiene edades comprendidas entre los 20 y los 34 años. El 69% reside en zonas urbanas.
 
La mayor concentración de la población inmigrante se produce en las provincias fronterizas y contiguas con un 8.3%, seguidas por las que cultivan cañas de azúcar, con un 7.3%, descenso que continúa en las provincias de alta concentración de población, con un 5.5% mientras que en las que cultivan arroz, banano, víveres y pecuarias fue de 5.3%; terminando con un 3.8% en el resto del país.
 
En términos generales la población de origen extranjero aumentó en cinco años de forma moderada al pasar de un 7.9% al 8.3% de la población total del país.