Comunicado de prensa

A casi la mitad de todas las mujeres se les niega su autonomía corporal, afirma nuevo informe del UNFPA “Mi cuerpo me pertenece”

14 Abril 2021

Las vulneraciones incluyen la violación, la esterilización forzada, las pruebas de virginidad, la mutilación genital femenina y más. 

 

14 de abril de 2021 – A casi la mitad de las mujeres en 57 países en desarrollo se les niega el derecho a decidir si desean tener relaciones sexuales con sus parejas, usar anticoncepción o buscar atención de la salud, de acuerdo con el emblemático informe del Estado de la Población Mundial 2021 del UNFPA, que se publicó el día de hoy.  

Por primera vez, un informe de las Naciones Unidas se centra en la autonomía corporal: el poder y la capacidad para tomar decisiones sobre nuestros cuerpos, sin temor a la violencia o a que alguien más decida por nosotros. Esta falta de autonomía corporal tiene implicaciones enormes más allá de los grandes perjuicios para las mujeres y las niñas en lo individual: una potencial depresión de su productividad económica, el menoscabo de sus habilidades, y los costos adicionales resultantes para los sistemas judiciales y de atención de la salud. 

Principales hallazgos: mi cuerpo, pero no mi decisión 

A través de este trascendental informe, el UNFPA está midiendo tanto el poder de las mujeres para tomar decisiones acerca de sus cuerpos como el grado en que la legislación en los países apoya o interfiere con el derecho de una mujer a tomar estas decisiones. Los datos muestran que existe un fuerte vínculo entre el poder para tomar decisiones y los niveles educativos más altos. 

El informe muestra que en aquellos países en los que existen datos disponibles: 

  • Únicamente el 55% de las mujeres están totalmente empoderadas para tomar decisiones relacionadas con la atención de la salud, la anticoncepción y la capacidad para decir sí o no a tener relaciones sexuales. 
  • Únicamente el 71% de los países garantizan el acceso a servicios de maternidad integrales. 
  • Únicamente el 75% de los países garantizan legalmente un acceso pleno y equitativo a la anticoncepción. 
  • Únicamente alrededor del 80% de los países tienen leyes que apoyan la salud y el bienestar sexual. 
  • Únicamente alrededor del 56% de los países tienen leyes y políticas que apoyan la educación integral en sexualidad. 

“El hecho de que casi la mitad de las mujeres aún no puedan tomar decisiones acerca de si desean o no tener relaciones sexuales, usar anticoncepción o buscar servicios de salud debería indignarnos a todos”, afirma la directora ejecutiva del UNFPA, la Dra. Natalia Kanem agregando que “En esencia, cientos de millones de mujeres y niñas no son dueñas de sus propios cuerpos. Sus vidas son gobernadas por otros”.

El informe también documenta muchas otras maneras en las que se vulnera la autonomía corporal de mujeres, hombres, niñas y niños, al revelar que: 

  • Veinte países o territorios tienen leyes que obligan a casarse con el violador, lo que significa que un hombre puede escapar de un proceso penal si se casa con la mujer o niña que ha violado. 
  • Cuarenta y tres países no cuentan con legislación que aborde el problema de la violencia sexual durante las relaciones de pareja (la violación por parte de un cónyuge). 
  • Más de 30 países restringen el derecho de las mujeres a desplazarse fuera del hogar. 
  • Las niñas y los niños con discapacidad tienen casi tres veces más probabilidades de padecer violencia sexual, y las niñas son las que corren el riesgo más alto. 

Unión y embarazo en adolescentes en República Dominicana

En la República Dominicana, la unión y la maternidad temprana son prácticas nocivas frecuentes que violentan la autonomía corporal y que obstaculizan las oportunidades, al tiempo de contrastar con los niveles de desarrollo del país, que ocupa los primeros lugares en fecundidad adolescente, uniones tempranas y matrimonio infantil en latinoamérica y el Caribe, y compite con algunos países de África subsahariana por las posiciones mundiales. 

Los datos presentados en el informe del Estado de la Población Mundial 2021 “Mi cuerpo me pertenece” presentan una estrecha vinculación con el estudio “Unión Temprana y Embarazo en Adolescentes en la República Dominicana: Dos desafíos que persisten”, pues este último toca aspectos neurálgicos para la autonomía del cuerpo y la salud de las mujeres.

Presentado en septiembre 2020 y disponible para descarga aquí, el estudio realizado en la República Dominicana plantea 3 hallazgos principales:

  • La maternidad adolescente es principalmente resultado de un embarazo no intencional: por cada adolescente que declaró querer quedar embarazada hay 3 que no querían quedar embarazadas en ese momento.
  • Existe un desconocimiento generalizado de cómo se produce un embarazo y del propio ciclo menstrual, pues casi 50% de las adolescentes encuestadas cree que puede quedar embarazada justo después de la menstruación, y casi 20% cree que no se puede quedar embarazada en la primera relación sexual.
  • Existe un importante nivel de demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos: aunque la mayoría de las adolescentes conoce métodos modernos, el 25% de las iniciadas sexualmente no tiene acceso a los mismos. Esta situación se ha agravado en el contexto de COVID-19.

A nivel general, cerca del 19% de las adolescentes entre 15 y 19 años en República Dominicana ha estado embarazada. Hay variaciones atendiendo a zona rural y urbana, pero las más importantes se observan atendiendo a años de estudio aprobados:

  • Solo 9% de las que completaron 13 años o más de educación formal ha estado embarazada, frente a 41% de las que completaron de 0 a 7 años.
  • En términos socioeconómicos también se observan diferencias importantes. En el 4to y 5to quintil, cerca del 78% de las adolescentes no es madre ni está unida
  • En el 1er quintil, la mitad no es madre ni está unida; 23% está unida y no es madre, y 27% está unida y es madre

El análisis se sustenta en datos de la encuesta ENHOGAR 2018, que con el apoyo de UNFPA, contó con un módulo de salud sexual y reproductiva de las adolescentes. La encuesta cubrió un total de 38,709 viviendas, en las cuales se entrevistaron 4,946 adolescentes.

Sin dudas, estos datos ponen de manifiesto la imperante necesidad de fomentar acciones que garanticen la autonomía del cuerpo y permitan a las adolescentes ejercer el poder de decisión en materia de atención de la salud, anticoncepción y sexualidad. 

“Hay mucho trabajo por hacer para reducir el impacto de la falta de autonomía, la unión y la maternidad temprana en las niñas adolescentes, sus familias, sus comunidades y en el país. Una niña adolescente unida, embarazada y/o madre, generalmente, ve sus oportunidades reducidas y se le dificulta en extremo desarrollar su pleno potencial,” destaca Sonia Vásquez, Representante Nacional del UNFPA, al reflexionar acerca de los resultados del citado estudio.  

Además, afirma la Dra. Natalia Kanem que “Una mujer que tiene control sobre su cuerpo tiene más probabilidades de estar empoderada en otros ámbitos de su vida. Se beneficia no solo desde el punto de vista de su autonomía, sino también a través de los avances en los ámbitos de la salud, educación, ingresos y seguridad. Tiene más probabilidades de prosperar, y lo mismo sucederá con su familia”.

El informe del Estado de la Población Mundial es la publicación emblemática anual del UNFPA. Publicado cada año desde 1978, arroja luz sobre cuestiones emergentes en el campo de la salud y los derechos sexuales y reproductivos, al transversalizarlos y explorar los desafíos y oportunidades que presentan para el desarrollo internacional.