Declaración

Hacer frente a la discriminación y la estigmatización para lograr el acceso universal a la salud y los derechos reproductivos

10 Diciembre 2016

Declaración del Director Ejecutivo de UNFPA, Dr. Babatunde Osotimehin, en el Día de los Derechos Humanos

Hoy, al conmemorar el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, recordamos sus palabras iniciales: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Este principio está en el centro del Programa de Acción de la Conferencia Internacional de El Cairo sobre Población y Desarrollo, que guía la labor del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Al unirnos al tema de este año para "Defender los derechos de alguien hoy", aplaudo a nuestro personal que, trabajando con socios nacionales, está defendiendo los derechos de los más marginados y excluidos y poniendo de manifiesto la discriminación que enfrentan.

Uno de los derechos por los que luchamos todos los días es el derecho a tener acceso a información y servicios que garantizan o mejoran nuestra salud sexual y reproductiva. Este es un derecho humano fundamental para salvar vidas y promover el desarrollo y la igualdad de género. Es el núcleo del desarrollo sostenible. Por desgracia, a millones de personas, principalmente mujeres y jóvenes, especialmente las niñas, se les sigue negando este derecho humano, en gran parte debido al estigma y la discriminación. Es por eso que, abordar las barreras estructurales de la discriminación, incluido el desafío de las leyes discriminatorias, las normas sociales y el estigma que perpetúan la desigualdad y las disparidades, es una parte esencial del trabajo del UNFPA.

Nosotros, en el UNFPA, apoyamos y promovemos los derechos de todas las personas a gozar de salud sexual y reproductiva. Trabajamos con personas viviendo con discapacidad o con VIH, para atender sus necesidades de salud sexual y reproductiva. Abogamos por el fortalecimiento de los derechos de los pueblos indígenas y la promoción de su acceso a servicios de salud sexual y reproductiva, como la planificación familiar voluntaria. Promovemos el derecho de los y las adolescentes a acceder a los servicios orientados a jóvenes, a la educación y el desarrollo de habilidades, y abordamos la violencia de género y las prácticas perjudiciales para las mujeres y las niñas. En todas estas iniciativas, el UNFPA se esfuerza por empoderar a individuos y grupos para que participen y tengan voz en las decisiones que los afectan. También ayudamos a los organismos nacionales, regionales e internacionales de derechos humanos a poner de relieve estos problemas y apoyamos a las autoridades nacionales para vigilar el cumplimiento de las normas establecidas.

En respuesta a la llamada de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de "no dejar a nadie atrás", debemos estar junto a aquellas personas que sufren discriminación y estigmatización. Haremos todo lo posible para mantener su dignidad intrínseca y sus derechos humanos, mientras trabajamos por su empoderamiento como socios activos en nuestros esfuerzos por lograr el acceso universal a la salud y los derechos sexuales y reproductivos.
No sólo hoy, sino todos los días.