Noticias

UNFPA y PUCMM presentan en Santiago situación inmigratoria del país

19 Julio 2018
UNFPA y PUCMM presentan en Santiago situación inmigratoria del país

Santiago. El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en República Dominicana y el Centro de Investigación en Educación y Desarrollo (CIEDHumano) de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), presentaron hoy en esta ciudad los resultados de la Segunda Encuesta Nacional de Inmigrantes en la República Dominicana (ENI-2017), que establece, entre otros datos que el 69% de los inmigrantes forma parte de la Población Económicamente Activa (PEA).

La ENI-2017 recoge también que las principales actividades productivas de los inmigrantes haitianos son la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca con 34%, mientras que en los inmigrantes de otros países son los servicios de comida y alojamiento con un 28%.

La actividad estuvo encabezada por Dulce Rodríguez, directora del CIEDHumano, Alexis Cruz, director de las Unidad Asesora de Análisis Económico y Social (UAES), Dolores Romeo, jefa de la Sección Política de la Unión Europea, y Sonia Vásquez, representante nacional del UNFPA, además de Francisco Cáceres, director de Censos y Encuestas de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), y Wilfredo Lozano, investigador principal de la ENI-2017.

Sonia Vásquez destacó que la ENI-2017 pone a disposición de las instituciones del Estado, tomadores de decisiones, organizaciones de la sociedad civil, academias y público en general, información actualizada sobre el proceso inmigratorio que impacta al país.

“El desafío que se desprende de estos resultados es aprovechar los datos para tomar decisiones colectivas y diseñar y ejecutar políticas públicas integrales que permitan garantizar los derechos humanos de todas y todas”, afirmó la funcionaria. 

En materia laboral

Entre los resultados de la ENI 2017 se destaca que el 16% de los inmigrantes haitianos tiene contratos de trabajo por escrito, muy diferente al 61% de los inmigrantes de otros países. La diferencia es notable también en relación a los seguros de salud, las pensiones y los riesgos laborales. Mientras 50% de los inmigrantes de otros países tiene acceso a seguros médicos, de los inmigrantes haitianos solo el 7%.

A nivel nacional la tasa de ocupación general es de 70% en inmigrantes haitianos, de 48% en inmigrantes de otros países y de 43% en descendientes de inmigrantes.

La encuesta, levantada por la ONE con la iniciativa y apoyo técnico del UNFPA y el financiamiento de la Unión Europea, describe las principales características sociodemográficas de la población de inmigrantes en el país y sus descendientes, destacando la dimensión de género, su impacto regional y sus diferencias por grupos etarios. También, las condiciones de vida de esta población, en particular variables como la vivienda, la educación y la salud.

Estima que la población de origen extranjero residente en la República Dominicana es de 847 mil personas, lo que representa un 8.3% de la población total del país. De esos, 571 mil son inmigrantes, es decir, personas nacidas en otros países y que residen aquí, y 277 mil son descendientes, o sea, hijos e hijas de inmigrantes que han nacido en el país. El mayor número de inmigrantes es de nacionalidad haitiana, un 88.5%.

La inmigración en el país

En el caso de los inmigrantes haitianos el estudio determinó que el 91% forma parte de la Población Económicamente Activa (PEA). El 34% de ellos participa en la agropecuaria, un 26% en la construcción y un 16% labora en actividades comerciales. El resto participa en el sector servicios, entre otras actividades laborales.

El 62% de la población inmigrante es masculina y el 38% restante, es femenina.

La mayor concentración de la población inmigrante se produce en las provincias fronterizas y contiguas con un 8%, seguidas por las que cultivan cañas de azúcar, con un 7%, descenso que continúa en las provincias de alta concentración de población, con un 6% mientras que en las que cultivan arroz, banano, víveres y pecuarias fue de 5%; terminando con un 4% en el resto del país.

En términos generales la población de origen extranjero aumentó en cinco años de forma moderada al pasar de un 7.9% al 8.3% de la población total del país.